Democracia Nacional… Fascistas de manual

[En català]

Democracia Nacional (DN) es un grupo neonazi implicado en agresiones recientes en casals populars, una mezquita, comercios de personas migradas… en Nou Barris y otros distritos del norte de Barcelona, así como en varios pueblos de Catalunya.

Hoy está intentando crecer y salir de la marginalidad a costa de las movilizaciones pro unidad de España de los últimos meses, intentando hacer agujero en los Grupos de Defensa y Resistencia (GDR). ¿Por qué esto debería preocuparnos?

Fascismo histórico

Este partido surge de la confluencia, en 1995, entre los restos de la desaparecida organización neonazi Círculo Español de Amigos de Europa (CEDADE), presidido por el propietario de la Librería Europa, Pedro Varela, y de Juntas Españolas, herederos de la disuelta Fuerza Nueva de Blas Piñar, hasta ahora la tentativa neofascista más exitosa en el Estado español, que llegó a tener un diputado en el Congreso.

Su primer presidente fue Juan Enrique Peligro Robledo, quien ocupó el cargo homólogo en Juntas, y su responsable de comunicación Christian Ruíz, antiguo secretario de CEDADE. DN fue una de las múltiples tentativas ultras de deshacerse de la losa y el imaginario franquista con la voluntad de hacer la extrema derecha española homologable a partidos como el Front National francés, entonces dirigido por Jean Marie Le Pen.

Christian Ruiz, sosteniendo unas flores en una manifestación de CEDADE en Madrid por el aniversario de Adolf Hitler en 1989.
Christian Ruiz, sosteniendo unas flores en una manifestación de CEDADE en Madrid por el aniversario de Adolf Hitler en 1989.

Violencia neonazi

A pesar de las distancias con el franquismo, la llegada a la dirección del partido de Manuel Canduela —vocalista del grupo de rock neonazi División 250 y autor de canciones con letras tan explícitas como “eh, negro, vuelve a la selva”, o también exmiembro de Acción Radical, grupo implicado en el asesinato del joven antifascista Guillem Agulló— sitúa la organización en la marginalidad y la hizo devenir un imán para una militancia más de perfil skinhead que de corbata y americana. Los conciertos organizados por su sección juvenil, Democracia Nacional Joven (DNJ), saltarán a la fama por los gritos de “sieg heil” y “heil hitler” de sus asistentes. También los salpica el hecho de que el militar Josué Estébanez, asesino del joven antifascista Carlos Palomino, se dirigiera a una manifestación de DN en Madrid cuando cometió el homicidio en 2007.

El hecho de llevar al supremacista blanco David Duke, ex líder del Ku Klux Klan, a la capital española el mismo año, o la implicación de sus miembros en las agresiones a diputados catalanes en el Centro Cultural Blanquerna en 2013 reafirman su carácter de grupúsculo violento de inspiración neonazi. Una denominación, esta, que la propia justicia española consideró descriptiva de la ideología del partido de Canduela en 2008.

El ahora vicepresidente de DN, Pedro Chaparro, a la derecha, encabezando una manifestación de DNJ.
El ahora vicepresidente de DN, Pedro Chaparro, a la derecha, encabezando una manifestación de DNJ.

 

Cuerpo parapolicial

A día de hoy, en Catalunya, han sabido situarse enfrente de algunas de las movilizaciones de otoño de 2017 contrarias a la independencia, cobrando una cierta relevancia su papel en el Bages o el Baix Llobregat.

Movilizaciones con la presencia de militantes como Juan de Haro, responsable de DNJ; Albert Bruguera, delegado de la formación en Cataluña; Antonio Castellón y su pareja Alba, alias Hannah Reitsch, conocidos por su estética inequívocamente neonazi; o el vicepresidente del partido, Pedro Chaparro, uno de los implicados en la violencia de Blanquerna.

Antonio Castellón de DN durante una reciente agresión en Nou Barris.
Antonio Castellón de DN durante una reciente agresión en Nou Barris.

Ya en abril del año pasado anunciaron la creación de la iniciativa Por España Me Atrevo, una especie de cuerpo parapolicial integrado por DN, Generación Identitaria y Legión Urbana que actúa como servicio de seguridad en manifestaciones unionistas y desfiladas de legionarios. También tienen vínculos con los ultras de Somatemps en el Bages.

Algunos de los otros frentes en los que han intentado situarse es el de la islamofobia, aprovechando y fomentando la preocupación vecinal ante la construcción de un oratorio islámico en Nou Barris, o liderando la movilización contra el cierre de la Librería Europa, clausurada por la venta de material que incitaba al odio. Un negocio regentado por el que fuera presidente de CEDADE entre 1978 y hasta su disolución en 1993, Pedro Varela.

Que no te la peguen:
Democracia Nacional, ¡fascistas de manual!

Bajar octavilla en PDF

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s